Si no es porque tenemos visita, me gusta dar este paseo entre semana, o quedarme el fin de semana sólo en la zona de Westbourne Park Road. Suelo hacerlo cuando la despensa ya nos “pide pan a la española”.

Así que me toca ir a por remanentes al Supermercado García, en Portobello Road. Las galletas María o las Flora fibra!, Nesquik, latitas de bonito y mejillones, botes de tomate frito, las Aceitunas Corbí, algo de quesos o fiambre, la Telva! y, si ha pasado algo interesante para ser cotilleado, a veces hasta el Hola. Siempre vuelvo cargadísima a casa! Bendito 23.

Me gusta ir entre semana porque las tiendas están más tranquilas y están muchísimos de los tenderetes que encuentras el sábado, por lo que todo se ve mucho mejor. Cruzo Queensway, esa calle variopinta donde se encuentra el primer centro comercial de Londres, Whiteleys.  Sigo por Westbourne Grove y callejeo hasta Portobello Road. Habiendo parado a por mi sfogliatine en Tavola, claro!

Tras mis quehaceres por Portobello Road, no voy a detenerme en explicar nadas más de la zona porque quién no conoce, sabe, ha escrito, leído, etc. sobre N.H???? Pocos secretos quedan por descubrir! Así que me vuelvo por Westbourne Park Road.

Por esta zona, si no es para coger el bus porque ya no puedo más, prefiero ir los “findes” a comer o a cenar. Para comer super-híper-mega recomendado The Westbourne. Un gastrobar donde comer y/o copear y, si sale el sol, hacerlo “al freco”. Creo que debe ser la terraza más ocupada de todo Londres! un ambientazo estupendo y divertido. La gente se sienta hasta fuera porque no cabe. Aunque estar dentro también tiene su encanto. Si no tienes un hueco donde colocarte prueba en The Cow, casi delante, especialmente para el brunch. Si prefieres una atmosfera y cocina más British no lo dudes: The Bumpkin.

Si te apetece algo más dulce y culto: Idler Ademy. Busca libros, aprende caligrafía o lee mientras te tomas un té y unas pastas (entre otras cosas).

Mención a parte me merece The Oak. Me quedo con la parte de abajo para mediodía y la planta de arriba para cenas. En esta casa encuentras una mezcla italo-española en un ambiente inglés. Simplemente genial. Carnes, pastas, pescados, pizzas… en una carta muy reducida (lo que cada vez me gusta más de los restaurantes porque suele estar mejor lo que ofrecen). Upstairs te encuentras un gran salón lleno de sofás, sillones sillas y mesas bajas donde vas a cenar de tapeo. Un tapeo nuestro a su estilo pero muy acertado! Y, a continuación, sigues con cócteles, copas y música hasta que cierren! Has de ir a hora española tardía, antes tendrás que esperar.

No puedo despedirme sin nombrar Arancina, un restaurante italiano superinformal y con platos y pizzas riquísimas! Tienes dos, una en Westbourne Grove, casi con Queensway, y otra al lado de Notting Hill Gate. Aunque para italianos buenos, mi preferido Locanda Locatelli!!, galardonado con una estrella Michelín.

Último post sobre Londres para participar en el #Londonbloggingday de Telva! Que espero sea un éxito y me permita descubrir más de la ciudad donde vivo ya casi dos años (cómo pasa el tiempo). Lo siento, no tengo un post sino un blog. Tiene tantas cosas!

Pero para resumir, lo que más me gusta de Londres es la luz del sol cuando aparece. Ese brillo especial al reflejarse en todos sus edificios blancos y verdes jardines.

Felices vacaciones! Pronto nuevas entradas desde Between Paddington and Lancaster Gate 😉

Descansar. Y mucha suerte a todos los españoles en Londres!

Advertisements