Hoy es un buen día para recordar la preciosa boda de mi amiga de la facultad Miriam, con su chico de toda la vida Miguel.

Una boda con sorpresas desde el día que anunciaron su save the date. Una boda totalmente a su imagen y semejanza, y cien por cien a su medida. Una boda llena de detalles rebosantes de cariño (y la mayoría hand made) y donde no sobraba nadie ni faltaba nadie (sólo esas personas especiales que nos guardan desde el cielo). Una boda donde te sientes Vip, que si les acompañas es porque realmente eres importante para ellos. Una boda que demuestra que el gusto, el amor, la moda y las tendencias no están reñidas con el presupuesto. Únicamente hay que encajar las piezas y ponerle pasión al día más bonito de ambos. Sin necesidad de que los novios aparezcan con un unicornio rosa, como bien ironiza el Guardián entre el centeno, para que los invitados retengan en la memoria el día B.

Todo empezó hace ya muuchos años, novios de toda la vida, caminando de la mano en los fáciles y menos fáciles momentos que te presenta la vida, pero con tanto amor propio, perseverancia y sueños que los hacen invencibles. Yo conocí a Miri el primer día de primero de carrera, y aunque tengamos muchas diferencias es más fuerte lo que compartimos (también que me cubrió las espaldas en la facultad es más de una ocasión, aunque con Alberto hacíamos el equipo perfecto!). A Miguel también lo conocí en nuestra facultad. Estoy segura de que ha pasado más horas que yo en la biblioteca de Ciencias de la Información, lo más fuerte es que él estudiaba Caminos!! Nada malo podía salir de la relación de una periodista y un caminero. Y entre apuntes, exámenes, algún viaje, fin de la carrera, asomando la cabeza en el mundo laboral e intentando pegar fuerte y la debilidad por las cosas cursis, algunas supérfluas, pero todas bonitas llegamos a mi boda, donde recibió el testigo de la suya. He de decir que llevan prometidos desde mitad de la carrera! Eso es amor, solo faltaba sellarlo ante los que querían. Y así fue. Un día, una familia, unas amistades y un entorno al que no se le podía pedir más.

El save the date, las invitaciones y las minutas, así como otras notas no podían ser más actuales y divertidas, corrió a cargo de David Martín (@miscalzoncillos). El lugar elegido, La finca de San Antonio (Hoyo de Manzanares), me pareció precioso, con unas vistas de Madrid increíbles. Y Julio Reoyo se lució en la cocina. Los detalles para los invitados (Pipo en broche, el perrito de ambos) fueron creación de una buena amiga, Leyre Martín, toda una artista!. Los novios estuvieron asesorados por Lorena Villaseñor, de Quiero Casarme Contigo.Y Miriam, como buena periodista, bloggera, social media y más y más (mi gurú), encontró en el blog de De Lunares y Naranjas la inspiración para los marcos de I love… De Estanis Núñez es el reportaje fotográfico que morimos por ver!

Ella iba guapísima de Rosa Clará, zapatos de Pura López y con ramo de B de Blanca . Miguel smoking de Protocolo.

20121102-011203.jpg

20121102-011257.jpg

20121102-011435.jpg

20121102-011524.jpg

20121102-011552.jpg

20121102-011612.jpg

20121102-011503.jpg

20121102-011540.jpg

20121102-011939.jpg

Si queréis recetas buenas, buenas y caseras, no lo dudéis, empezar a seguirla: Desde un balcón de Chamberí

Buen fin de semana 😉
Mgx

Advertisements