Después de unos días fantásticos en España, los último fin de semana de Semana Santa los pasamos descubriendo la zona de Yorkshire. Elegimos este destino como podíamos haber elegido otro, pero nos pareció buen lugar para empezar a conocer el Reino Unido, que no sólo es Londres.

Salimos en tren desde Saint Pancras hasta York por el hecho de que son dos horas menos que en coche lo que se tarda en llegar. Una vez allí alquilamos un coche en la misma estación. York no es demasiado grande, pero sí mucho más ciudad que el resto de pueblos que visitamos o por los que pasamos.

Llegamos hacia media tarde y fuimos a merendar a un imprescindible de York, Betty’s. No somos de tomar un “té” propiamente dicho (té, champagne, sandwiches y dulces) pero sí tomamos limonada, té, y las tostadas con canela buenísimas! Mientras tocaban el piano en directo. El lugar el muy clásico y muy popular, no siempre se tiene suerte en tener mesa! En los pueblecitos encontraréis tea rooms por todas las esquinas, y sirven comida hasta media tarde más o menos. IMG_9111IMG_9115

Después de reponer fuerzas teníamos un viaje de una hora y algo hasta Helmsley, un pueblecito muy pequeñito a la entrada del North York Moors National Parkdonde, donde teníamos el hotel para esa noche. Lo recomiendo mucho. La verdad es que este tipo de hoteles (como en los que nos alojamos en los Cotswolds, a falta de no haber disponibilidad en Soho Farm House… 😉 ) tan del countryside me encantan por su decoración, su atención, su atmósfera… y los disfrutamos mucho aunque no tengamos demasiado tiempo. Nos metimos hasta en la piscina exterior a poquitos grados! Eso sí, sólo unos segundo y luego un buen baño caliente.

IMG_9131IMG_9175

Tras el desayuno nos fuimos a ver los alrededores. Si se tiene tiempo hay muchas rutas para pasear por el parque nombrado anteriormente. Nosotros optamos por ir a conocer dos  de los lugares conservados por el English Heritage que teníamos cerca: el castillo del propio Helmsley y Rievaulx Abbey, una abadía Circense cuya primera piedra se puso en 1130, que nos dejó maravillados!

IMG_9158IMG_9150IMG_9568

De allí cruzamos hacia el norte North York Moors National Park, disfrutando de unas vistas que hipnotizaban, hasta Whitby (no el restaurante de Madrid…). Un pueblo con playa y pesquero que mantiene su encanto. Está claro que los del Mediterráneo tenemos otro concepto de playa porque hacía un frio pelón y muchísima gente paseando por la playa. Comimos allí, íbamos en busca de buen pescado pero no encontramos otro que fish and chips, no habíamos visto más fish and chips en nuestra vida!  Después subimos hasta Whitby Abbey, para disfrutar de las vistas desde las ruinas de este monasterio Benedictino construido en el siglo XIII.

IMG_9225IMG_9195IMG_9335IMG_9201

Bajamos por la costa por Robin Hood’s Bay, y paramos en otra playa Scarborough. Bueno, un Las Vegas inglés y de playa… (no comments). Estaba claro que íbamos buscando otra cosa y nos quedamos en shock al ver lo que vimos, a lo mejor nos equivocamos… Eso espero. Lo siento, no hay documento gráfico pero fue tremendo! Se queda como anécdota del viaje.

Desde allí llegamos a Harrogate, otra de las ciudades importantes de la zona. Nos quedamos en un hotel pequeñito y familiar. No teníamos mucho tiempo ya, y a la mañana siguiente nos fuimos a pasear por Knaresborough. Un pueblo asomado al rio con un viaducto precioso. Pasamos la mañana por allí y seguimos hasta York

IMG_9241

En York vimos imponente la catedral, un must, y paseamos por el centro, que sigue manteniendo la esencia medieval en sus construcciones!

IMG_9245

Agotados pero felices cogimos el tren de vuelta a Londres… pensando en la próxima escapada!

No dudéis en añadir recomendaciones si las tenéis! Se quedaron cosas pendientes por visitar y ojalá algún día volvamos 😉

 

Advertisements