Sin duda, Cornualles es el rincón más bonito de UK, y con niños se puede disfrutar mucho. Vale la pena calzarse más de cinco horas en coche, u otras tantas en tren, para llegar a esta esquina de Inglaterra.

Cornwall with kids

 

 

En nuestro listado de sitios que conocer Cornualles llevaba pendiente varios años ya, pero la distancia y la necesidad de disponer de varios días para recorrerlo siempre nos lo habían impedido. Aún así, esta ha sido una visita express de 3 noche, muy aprovechada por el hecho de que el tiempo no acompaño mucho y no pudimos disfrutar de tender la toalla en la arena y pasar un rato… Si podéis, mínimo cuatro días completos. Así que os cuento lo que fue nuestra escapada.

cornwall

De Londres fuimos directamente a Eden Project, después de perdernos en el parking, encontramos la entrada de este increíble invernadero. El proyecto es precioso, y el contenido más. Pasamos un par de horas cruzando de ambientes amazónicos a zonas mediterráneas, descubriendo hechos de la naturaleza de lo más entretenidos. La visita da para más, pero no el tiempo. Tienen varios restaurantes y cafeterías, actividades para niños, zona de juegos… aunque el lugar en si es ya casi que un parque temático.

eden project cornwall

d7d0d01c-d9e8-4378-ac02-fd79480f1e70

cornualles eden project

La primera noche estuvimos en Falmouth. Un pueblo encaramado al mar, con puerto y playas. Y universidad. Parece tranquilo pero tiene actividad, cuenta con un par de calles principales donde se encuentran todas las tiendas (Market y High St.), tanto independientes como franquicias o típicas de la zona. Sea and Salt es una de mis favoritas, con artículos de vestir y para la casa, muy relajado y estilo marinero (chocan las tiendas con un poquito de gusto fuera de Londres…) Por supuesto, tuvimos también parada en la librería. Desde el muelle salen barcos a distintos puntos de la zona, y hay unas vistas muy bonitas desde aquí. Es el lugar donde llegó Charles Darwing después de su gran aventura en 1836, y cuenta con un museo marítimo (que no nos dio tiempo a visitar), pero tenía buena pinta. Pocos museos conozco aquí en UK que no sean divertidos.

cornwall

cornwall

Las playas están muy bien, arena fina, agua transparente y mucha gente con neopreno y tablas de surf o paddle surf. Se acceden fácilmente andando y cuentan con servicios cerca (restaurantes, cafeterías…). Nosotros estuvimos en la de Gyllyngvase, que además tiene un paseo cerca para recorrer la costa.

cornwall with kids

Nos alojamos en The Sandy Duck, una casa con una decoración chulísima, atención por los detalles, con pocas habitaciones con mucho estilo y con una atención personalizada por parte de la propia dueña, que hace que sólo puedas tener ganas de volver y recomendarlo. La habitación familiar está en la planta de arriba, no hay ascensor, pero las vistas son muy bonitas (con y sin prismáticos). El desayuno te lo hace la propia dueña: English breakfast, porridge, pancakes… Estuvimos genial (y de precio mejor que muchos otros, que no tenían nada que ver).

Cenamos “fácil” con niños en The Falmouth Stables, y al día siguiente comimos en la playa Gylly. Muy bien en los dos sitios. Hay bastantes opciones, de todo tipo, como The Star & Garter o Garden Kitchen, por ejemplo. Aunque lo más tradicional para comer en esta región son los Cornish Pasty (unas empanadillas enormes, con relleno más que contundente. Con una ya tengo para toda la vida).

La siguiente parada la teníamos en, probablemente, la localidad más famosa. St. Ives, y la verdad es que no defrauda. Es otro pueblo costero, pequeño, coqueto, con varias playas fantásticas (sí, de agua cristalina! y eso que no hacía día de playa). Tiene mucho encanto, parece un pueblo de la costa mediterránea, con un giro British. Este pueblito, con buen tiempo da fácil para un par de días, aunque parezca pequeño. El pueblo en si tiene el puerto, rutas para hacer por la costa caminando, Tate St Ives con unas vistas estupendas, dentro y fuera ;), las playas, la zona de surf, callejear por el centro… Como el día no acompañaba mucho, nos pasamos medio día en la Tate, desde que entramos mi hija estuvo entretenida con todas las actividades que ofrecían. Aprovechamos, también, para comer aquí, le hemos cogido el gusto a las sopas y scones de los museos…

st ives cornwall

conrwall with kids

Un buen plan es coger el tren que va por la costa. Nosotros nos alojamos en The Ganet, en la Bahía de Carbis, y cogimos el tren para llegar a St Ives, andando es un paseo, en coche no es nada, pero el recorrido en tren por esa costa montañosa y frondosa, con el mar a un lado, tiene mucho encanto. El recorrido puede ser un poco más largo, desde St. Erth para acabar en St.Ives o detenerse en las dos paradas intermedias. Es una costa preciosa.

st ives with kids, cornwall

Probablemente, St. Ives sea el pueblo que más juego de. Los demás, de los que visitamos, todos tenían bastante encanto, pero son pequeñitos y se pasean en un rato. ¿Cómo es cuándo baja la marea?

st ives

CVYS1097.JPG

Pezance tiene la gracia del lido, una piscina pública junto al mar, pero estaba aún cerrada. Y el pueblo mantiene la estética de los otros, con sus casas de ladrillo, puertas de colores, iglesias presidiendo y barquitos anclados enfrente. En Pezance estuvimos en The Chapel House, otro acierto. De nuevo, una casa convertida en hotel (B&B) con pocas habitaciones, un diseño chulísimo y una servicio estupendo. Estuvimos muy cómodos, y desayunar en la propia cocina es un plus. Si podéis, alojaos aquí. Para cenar optamos por el plan B, The Artist Residence, que está a escasos metros. Tengo cierta debilidad por estos hoteles, y aún no he podido más que comer en ellos. Se caracterizan por tener habitaciones decoradas por distintos artistas, todas con un aire British moderno que me fascina (seguiremos intentándolo). Cenamos muy bien y con los niños se portaron estupendamente.

pezance, cornwall, artist residence

Continuamos la ruta hacia Mousehole, que es chiquitín pero precioso, y llegamos a por carreteritas verdes a Porthcurno, que tiene una playa que fuera de serie y The Minack Theatre, con unas vistas desde lo alto, que no hay que perderse. Hay espectáculos en el teatro a diario, echad un ojo en la web por si os interesan y cuadran las horas. A nosotros no nos cuadraron, pero por lo visto en internet debe ser impresionante una sesión al atardecer.

d124b11f-2c25-4307-b5e8-f126aef341f1

mousehole

 

El error del viaje fue ir a Land’s End, la zona más occidental de Inglaterra. No hace falta entrar y pagar para el “parque de atracciones” que han montado gracias al reclamo de dicha localización. Hay paseos por fuera donde disfrutar de las vistas, desde los acantilados, igualmente.

En cambio, dedicadle tiempo a St Michels Mount, en Marazion, es espectacular como baja la marea en esta zona, por lo que la gracia es comprobar el estado de éstas y cruzar hasta allí en barco y, tras visitar el castillo y los jardines, volver andando por el paseo adoquinado que hay.

cornwall with kids

Otra visita que hicimos fue llegar hasta Tintagel Castle donde se inspiró la historia del Rey Arturo. Las vistas, de nuevo, desde los acantilados son increíbles! Y están construyendo un puente, de una colina a otra, que cruzarlo debe tener su plus de adrenalina, entre maravilla y pánico.

cornualles with kids

Veréis a numerosos ciclistas por estas mini carreteras, también está en Camel Trail para hacer en bici, a caballo o andando, con toda la familia, a lo largo del río Camel. También teneís la opción de acercaros en barco a las Islas Scilly, qué tienen que ser preciosas en días buenos!

cornualles

Hay más pueblitos muy monos, playas de agua azul transparente que jamás dirías que están en Inglaterra, es donde mejor hemos comido fuera de Londres… ¡Espero que os animéis a conocerlo! O, si ya lo habéis hecho, que incluyáis vuestras recomendaciones en los comentarios;)

cornwall with kids